Seleccionar página

Como un acierto y una oportunidad para el desarrollo de las regiones, consideró el secretario de Infraestructura Distrital, Néstor Martínez Sandoval, la reciente decisión del Ministerio de la Defensa de no destruir la maquinaria amarilla incautada en labores ilegales y entregarla al servicio de los municipios.

“Que el Alto Gobierno modifique los procedimientos de intervención y que estas máquinas y otros elementos, como automotores o motobombas ya no sean destruidos por las autoridades en el sitio donde se adelantan actividades irregulares, en su mayoría explotación minera ilegal, es una gran decisión que beneficiará a muchas zonas urbanas o rurales, donde se hace necesario mejorar la movilidad, toda vez que las vías muestran un marcado deterioro, se requiere habilitar pasos o evacuar material de derrumbes”, argumentó Martínez Sandoval.

El ingeniero recordó que además de la utilidad de esta maquinaria, la misma es muy costosa. “Muchas veces se hace inviable su compra por parte de algunos entes territoriales, pues el valor de una de estas máquinas puede oscilar entre los $500 millones y los $3000 millones, si no tiene un precio mayor incluso”, explicó.

Destacó que afortunadamente Cali cuenta con un importante equipo para ejecutar obras públicas. “Pero, sin duda, esta es una buena decisión para otras localidades que no disponen de recursos suficientes para hacerse a una retroexcavadora”, subrayó.

Finalmente, el secretario Néstor Martínez Sandoval señaló que al no destruir en sitio esta maquinaria amarilla, se evita además la contaminación del área o generar chatarra que termina haciendo parte del paisaje.

Comentarios Facebook