Seleccionar página

El alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, y la directora del Fondo Adaptación, Raquel Garavito, lideraron la entrega de viviendas nuevas a 80 familias beneficiarias del Plan Jarillón, en el proyecto habitacional Torres de Alamadina, ubicado en Jamundí.

“Son apartamentos con altas calidades, apartamentos muy bellos, muy bien construidos, donde se podrá adelantar una vida digna. Vamos a continuar en este esfuerzo”, dijo Ospina y agradeció al alcalde del municipio vecino, Andrés Felipe Ramírez, por permitir el desarrollo del proyecto.

“Estamos adelantando un convenio por $6000 millones para concurrir en la infraestructura educativa, cultural y ambiental aquí en este espacio”, añadió Ospina.

El mandatario de los caleños recordó que el jarillón es un “cordón de vida” y no se pueden permitir asentamientos en este, ya que podrían generar un colapso del dique y la pérdida de vidas humanas.

“Cuando se tiene una consideración de este orden es imprescindible reubicar las familias y lo hacemos con mucho afecto y responsabilidad, por eso se ha constituido este proyecto”, resaltó Ospina.

Por su parte, la gerente del Fondo Adaptación destacó que garantizar los recursos para culminar el Plan Jarillón es una de sus prioridades y aseguró que este tipo de proyectos salen adelante “si todos jalamos para el mismo lado” como se ha venido haciendo en Cali.

“Ya se hizo la entrega de 80 apartamentos en noviembre y este es el punto de partida para una ‘entregatón’ que irá hasta diciembre. Estos apartamentos cuentan con unas condiciones dignas y agradables, con buena luz, ventilación, vienen con dos habitaciones y una tercera que puede ser adaptable, un baño dotable y puntos para construir otro baño, la cocina se entrega con dos puntos de estufa y lavadero, son 45 metros y una altura de 2,40 metros”, explicó Garavito.

La representante del Gobierno Nacional anunció que se tiene lista la financiación para 5300 viviendas más de personas que se encuentran en situación de riesgo.

Aurora Tenorio fue una de las primeras beneficiarias en recibir las llaves de su apartamento.

“Estoy muy emocionada de tener mi casa, esto era un sueño que tenía y estoy muy contenta, yo no veía la hora. Acá hay muchos conocidos, ojalá nos llevemos bien”, aseguró la mujer, quien habitaba en la invasión La Florida, en la zona de las lagunas.

Sobre el proyecto habitacional, Rodrigo Zamorano, secretario de Gestión del Riesgo de Cali, destacó que “esta forma constructiva es posiblemente la más sismorresistente que conozcamos”.

“El proyecto del jarillón son 26 kilómetros de oportunidades, de hacer una Cali menos vulnerable, más resiliente y por eso la invitación es que en todo este corredor no pueden ni van a ser invadidos porque estas potenciales invasiones ponen en riesgo la ciudad y las familias”, afirmó Zamorano.

Por su parte, Eli Shnaider, líder del Plan Jarillón, explicó que las familias reasentadas ocupaban zonas de riesgos en el dique de protección del río Cauca y las lagunas de El Pondaje y Charco Azul.

“Se entregarán 800 viviendas a lo largo del año, en este proyecto son más de 600, y vamos a hacer entregas cada tres o cuatro semanas”, dijo Shnaider y destacó que el Plan Jarillón ha reasentado más de 5000 familias, de las 8777 censadas inicialmente.

El proyecto Torres de Alamadina está ubicado a 4,5 kilómetros de la salida del sur de Cali y al suroriente del municipio de Jamundí, cerca a las urbanizaciones El Rodeo y Terranova.

Comentarios Facebook