Seleccionar página

El Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente (DAGMA) a través del Grupo de Gestión Ambiental Empresarial (GAE) perteneciente a la Subdirección de Gestión de Calidad Ambiental, en articulación con la Policía Ambiental viene realizando operativos de control  a establecimientos que realizan almacenamiento de baterías usadas plomo ácido.

En este sentido el grupo GAE realizó operativo a las instalaciones que recepcionan este tipo de residuo, con la finalidad de promocionar la buena gestión ambiental empresarial y el cumplimiento del marco regulatorio ambiental. Las baterías usadas son un residuo considerado peligroso y se encuentran dentro del marco regulatorio del Decreto 1076 de 2015 Título 6, Capítulo 1 – Sección 2. Y la resolución 361 de 2011.

Los Planes de Gestión de Devolución de Productos Posconsumo de Baterías Usadas Plomo Ácido están reglamentados por la Resolución 372 de 2009, y tienen como objeto establecer los elementos que deben incluir los fabricantes o importadores de baterías plomo ácido, para lograr el retorno a la cadena de este tipo de elementos una vez se convierten en residuos o son desechados por los consumidores, con el fin de proteger la salud humana y el ambiente.

Incluyen las baterías que se implementan en el parque vehicular del país. El principio básico del posconsumo de baterías usadas plomo ácido – BUPA, es que los consumidores finales tengan a su disposición y fácil acceso puntos para entregar este tipo de residuos, con el fin de que sean gestionados con empresas que cumplan con la normativa ambiental vigente en materia. Principalmente se implementan puntos o centros de acopio en talleres, “servitecas”, almacenes de repuestos, grandes superficies y sitios formales, donde se venden baterías para el parque vehicular.

En estos sitios los técnicos, operarios y personal, con todas las medidas de protección personal, podrán recibirle y acopiar las baterías usadas, para posteriormente enviarlas a una empresa licenciada para el manejo adecuado.

Recomendaciones

• No entregue baterías a sitios que no cuenten con medidas de seguridad,

• No entregue las baterías a compradores ambulantes o recicladores informales,

• Exija su constancia de recibido,

• Recuerde que cualquier persona que se dedique al reciclaje de baterías usadas debe tramitar y obtener una licencia ambiental.

Todas las personas y empresas que generen este tipo de residuo, deben de entregarlo a empresas que cuenten con la respectiva licencia ambiental o que estén legalmente vinculados a un Plan de Devolución de Residuos Postconsumo para baterías usadas.

Comentarios Facebook