Seleccionar página

Con el proyecto Parque de la juventud se busca disminuir el déficit de espacio público efectivo en la ciudad, promover el incremento de los servicios ecosistémicos y fortalecer la interacción social, en especial de los jóvenes.

“Esta es una iniciativa de la Administración en cabeza el alcalde que busca fomentar un aspecto que dejó integrado en su plan de desarrollo Cali Unida por la Vida, que es el espacio público como articulador socioecológico, es una integración muy interesante para aprovechar dentro de la ciudad espacios que están sin un uso específico como en este caso estos predios de oportunidad, predios a cargo de la SAE y los cuales la Administración adquirirá para incorporar algunos como equipamientos urbanos, y en este caso, como espacio público, como estrategia para disminuir el déficit que tenemos de espacio público efectivo en la ciudad”, afirmó María Teresa Alarcón, arquitecta del grupo de Ecourbanismo, del Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente (Dagma).

Este es un aspecto muy importante del proyecto, ya que promueve el incremento de los servicios ecosistémicos y fortalece la interacción social. Este es el propósito fundamental del parque, promover el encuentro ciudadano de todos los actores con los que cuenta la ciudad, pero especialmente, de los jóvenes.

Gracias a su localización estratégica, en pleno centro urbano de la capital vallecaucana, en la calle 5ª hasta la calle 2ª con carreras 47 a  50, frente a la Terminal Cañaveralejo del Mio, zona donde se encuentra todo un equipamiento de escala regional, constituida por el área deportiva, los coliseos, el Sistema de Transporte Masivo, con la estación Unidad Deportiva y la Terminal Cañaveralejo con el mío cable.

“Precisamente esta ubicación es estratégica en la medida en que está en el piedemonte, muy cerca de la ladera. Entonces el Míocable nos conecta con la ladera, esta ladera que tiene unas condiciones ecosistémicas muy valiosas al igual que su estructura social. Uno de los aspectos que busca integrar el parque: lograr que estos elementos o componentes de la Ladera puedan discurrir así como discurre el agua, hasta el parque y en el parque se fortalezca este encuentro ciudadano, el encuentro de la juventud”, precisó la arquitecta María Teresa Alarcón, del Dagma.

La juventud es el grupo que promoverá y fortalecerá todo el desarrollo de nuestras ciudades cuando sean mayores, de allí la importancia de ofrecerles espacios que ellos puedan disfrutar y de los cuales apropiarse, sobre todo para que haya una valoración del espacio público, donde se propicie el encuentro colectivo y permita la democratización de la ciudad, uno de los puntos relevantes de nuestro Plan de Desarrollo.

El parque se convertirá en un espacio educativo con actividades para los jóvenes, pero también dirigido a los demás grupos etarios, en esta apropiación del espacio colectivo para fomentar el encuentro ciudadano en armonía y la democracia, en una relación socioecológica que permita el reconocimiento y la identificación de nuestros valores ecosistémicos.

 

Comentarios Facebook