Seleccionar página

En el mes de septiembre se iniciarán los pagos a los beneficiarios del programa Pagos por Servicios Ambientales (PSA), liderado por el Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente, Dagma, orientado al fortalecimiento de las acciones de conservación en las cuencas y protección de la riqueza hídrica de Cali.

PSA es un incentivo económico de carácter voluntario, que se otorga a los propietarios, poseedores u ocupantes de predios ubicados en áreas y ecosistemas estratégicos rurales mediante la celebración de acuerdos voluntarios; es decir ¡SE PAGA POR CONSERVAR! y así brindar servicios ambientales para beneficio de todos y todas en Cali.

El Distrito de Santiago de Cali, a través del Dagma, ha evaluado los predios postulados, bajo criterios jurídicos, sociales, ambientales y técnicos, aspectos como la tenencia legal de la tierra, el nivel de vulnerabilidad de sus comunidades, las coberturas vegetales, los nacimientos de agua, la biodiversidad y demás servicios ambientales.

La proyección de la aplicación del incentivo es llegar a formalizar un total de 28 acuerdos, en 24 nodos colectivos e individuales, conformados en los corregimientos de la ruralidad de Cali, y lograr así entregar el incentivo a un total de 173 beneficiarios que realizan acciones para conservar 1.988 hectáreas; empezando ya con el proceso de formalización de 14 acuerdos (11 colectivos y 3 individuales), en 11 nodos existentes en el territorio.

El beneficio económico apoya acciones en las tres cuencas del territorio: cuenca río Cali, cuenca ríos Lili-Meléndez-Cañaveralejo y la subcuenca del río Pance, específicamente en los corregimientos La Elvira, La Leonera, Pance, Los Andes, Villacarmelo, Pichindé, El Saladito, Felidia y La Buitrera, donde se ha logrado agrupar 30 nodos de trabajo que han sido visitados y caracterizados por el Dagma buscando también, la articulación interinstitucional e intersectorial para que entes públicos y privados apoyen procesos y emprendimientos en la zona rural.

A la fecha, se ha realizado un trabajo exhaustivo de evaluación técnica y jurídica que ha permitido seleccionar y priorizar, de conformidad con los lineamientos establecidos en la normatividad, los predios beneficiados que han venido participando en el programa desde 2019.

Algunas de las líneas de inversión que se proponen son: el turismo de naturaleza, el fortalecimiento de negocios verdes, agroecología orientada a la apicultura, la cría de especies menores, viveros de plantas ornamentales, café orgánico, entre otras. Así mismo se buscan recursos para apoyar espacios para la educación ambiental y, en términos generales, el mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes de la Cali rural asegurando la provisión de agua potable, saneamiento básico, la promoción de bio-construcción y el uso de energías alternativas.

Comentarios Facebook