Seleccionar página

Como medida de regulación de los altos niveles de ruido que son emitidos por los establecimientos comerciales de Cali, el Departamento Administrativo de Gestión de Medio Ambiente, Dagma, inició operativos diurnos de Inspección, Vigilancia y Control, comenzando con la Galería Porvenir de la Comuna 4, considerada como una de las zonas más críticas de la ciudad.

Con el objetivo de garantizar un control permanente y mejora de las condiciones medioambientales de este importante sector comercial, funcionarios del  grupo de Gestión de la Calidad Acústica  de la entidad ambiental  efectuaron recorrido para identificar aquellos establecimientos generadores de posible impacto, catalogados de acuerdo a las condiciones bajo las cuales desarrollan su actividad, donde se realizaron Actas de Visita Técnica Ambiental dejando requerimientos de ruido basados en la Resolución 0627 de 2006 y Decreto 1076.

Se efectuaron mediciones de presión sonora para verificación de los niveles que son emitidos por diferentes establecimientos como bafles direccionados hacia exterior o ubicados en espacio público y con volumen que supera los límites de ruido que en esta zona no debe exceder los 70 decibeles.

De acuerdo con la normatividad, los niveles sonoros máximos permisibles en Colombia para la zona comercial son de 70 en el período diurno y 60 en el nocturno, quienes excedan estos decibeles podrían verse expuestos a sanciones quienes excedan estos decibeles podrían verse expuestos a sanciones dispuestas en la Ley 1333 de 2009.

En aras de combatir la contaminación auditiva, el Dagma continuará adelantando operativos de control, regulando el impacto de los establecimientos y procurando que propietarios y administradores de los locales comerciales adopten una cultura ambiental, conozcan la y trabajen en armonía con los clientes, usuarios del servicio y habitantes del sector.

Comentarios Facebook