Seleccionar página

Alto e imponente se puede contemplar el único árbol maduro de la especie nativa burilico que existe en nuestra ciudad y que fue sembrado por técnicos del Vivero Distrital, dependencia del Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente, DAGMA. Y es justamente Carlos Arturo Valencia, quien se ha dedicado a cuidarlo como un niño consentido, desde hace 19 años, observando su desarrollo y floración y extrayendo con dedicación las semillas que luego germinan para evitar su extinción definitiva.

“El árbol primero florece y luego bota la semilla, la activamos con agua tibia y la sembramos en estas camas de germinación. Ya tenemos un buen número de semillas tratadas y algunos arbustos pequeños en bolsas para ubicar en varios espacios de la ciudad” afirma Carlos Arturo Valencia, quien junto a su compañero Carlos Ferry, recolectan cuidadosamente las semillas que las aves no se comen.

En un censo arbóreo realizado en el año 2011 se descubrió que solo existía un único ejemplar en Cali, lo que alertó sobre su grave peligro de extinción, desde ese momento se inició una cruzada para evitar su desaparición. El burilico fue una especie de árbol muy común en el oriente de Cali, pero con la construcción del jarillón del rio Cauca, se talaron muchos de ellos razón por la cual se ha visto amenazada su supervivencia.

Brayan Albán, Coordinador Operativo del Vivero Distrital confirma que varios ejemplares de burilico se preparan para ser sembrados en el Parque Ambiental Corazón de Pance “gracias al esfuerzo del Vivero que se ha dedicado a la propagación y conservación de especies nativas, tenemos alrededor de 500 a 600 semillas listas para llevar a las camas de germinación”.

Como el burilico es una especie del bosque inundable que de ser sembrada cerca de una  zona hídrica, el proceso de germinación de la semilla se hace con la tierra muy húmeda y se siembran alrededor otras plantas que permitan una atmósfera fresca para su crecimiento. Cuando el árbol alcanza unos 20 cm de altura se extrae de la cama germinadora y se siembra en bolsas con tierra fértil mezclada y cascarilla de arroz.

Se tienen referencias de más ejemplares de burilico en inmediaciones de la Laguna de Sonso, en el municipio de Yotoco, y se conoce que alcanza hasta 20 metros de altura, que sus flores son de color blanco y sus frutos rojos.

Comentarios Facebook