Seleccionar página

Como ciudadanos tenemos la gran oportunidad de aportar a la mitigación del cambio climático, una realidad cuyas señales de alarma son ensordecedoras e irrefutables, según lo reveló el informe de la ONU. Por ello, debemos emprender acciones desde nuestros hogares, familias, trabajos y como caleños y caleñas comprometidos con el planeta.

Según las proyecciones, este ‘código rojo’ llevará a un incremento de 1,5 °C o más en la temperatura global a 20 años. Así las cosas y para enfrentar la problemática, urgen acciones determinadas desde los territorios que reduzcan los impactos generados diariamente.

En el Distrito y de acuerdo con el resultado del último Inventario de Gases de Efecto Invernadero (GEI), realizado por la WWF Colombia como apoyo técnico a la ciudad, se establece que el principal emisor de estos gases es el sector transporte, es decir, todo tipo de combustibles vehiculares. Lo siguen la energía estacionaria como viviendas y edificaciones; la industria y lo que mueve la economía, sumando en estos dos componentes un 84% de GEI.

Se estima que el arbolado urbano absorbe, aproximadamente, 4850 toneladas de Dióxido de Carbono (CO2eq), del total de emisiones generadas por la ciudad en un año. Sin embargo, el incremento del parque automotor en Cali hace que esta cifra sea mínima, frente a la cantidad de emisiones que generan los vehículos.

En términos generales, esto significa que debemos implementar acciones especialmente asociadas al sector transporte, para lograr desligar el desarrollo y crecimiento de la ciudad a la generación de GEI.

Ante esta realidad, el Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente-Dagma, viene trabajando en la ampliación del espacio verde efectivo, para disminuir el impacto que generan estas fuentes de emisión y nuestra huella de carbono en la ciudad.

“De allí la importancia de las acciones territoriales establecidas en el Plan Integral de Gestión del Cambio Climático, que cuenta con 10 líneas estratégicas y 48 acciones concretas para, desde la Administración Distrital, promover la responsabilidad que como ciudadanos tenemos de aportar a reducir nuestras emisiones. Esto lo podemos lograr utilizando el transporte público, la bicicleta y otros medios alternativos, a través de huertas comunitarias, sumándonos a las iniciativas de eco-barrios, sembrando y protegiendo el arbolado urbano y con un consumo moderado, entre otras muchas acciones, para que institucionalidad y comunidad trabajen articulados”, precisó Gisela Arizabaleta, coordinadora del Grupo de Calidad de Aire y Mitigación al Cambio Climático del Dagma.

Más árboles representan más vida, mejor calidad del aire que respiramos y una disminución ostensible en la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera de la ciudad, país y planeta. Desde el Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente se intensifican las jornadas de siembra, el apoyo a iniciativas ciudadanas como los bosques urbanos y la recuperación de los espacios verdes de la capital vallecaucana, nuestra casa común.

Balance de emisiones y absorciones por fuente de emisión en Cali…

Comentarios Facebook