Seleccionar página

La actividad cotidiana de una ciudad genera una gran cantidad de sustancias que modifican la composición natural del aire que respiramos, tanto en espacios abiertos como cerrados.

La presencia de estas sustancias contaminantes en el aire tiene diversos efectos negativos en la salud de los seres vivos, humanos, animales, plantas y, en general, en el medio ambiente.

El Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente, Dagma, como autoridad ambiental de la ciudad se encarga del monitoreo constante de la calidad del aire a través del Sistema de Vigilancia de Calidad del Aire de Cali (SVCAC), emitiendo boletines mensuales que pueden ser consultados A TRAVÉS DE ESTE ENLACE.

En la actualidad, Cali hace parte de un estudio adelantado por la Universidad Industrial de Santander para el Ministerio de la Ciencia y la Tecnología, que medirá la calidad del aire y salud ambiental urbana en cinco ciudades de Colombia. El propósito: generar recomendaciones de mejora y aportar a los planes de mitigación y riesgo de salud pública.

En varios momentos el Dagma ha emitido alertas sobre niveles de contaminación nocivos para la salud humana y, frente a ello, la Administración Distrital ha tenido la necesidad de tomar medidas restrictivas.

Es necesario tener en cuenta que la contaminación no es estacionaria, pues hay dinámicas meteorológicas que hacen que el material particulado se desplace. Por ejemplo, la contaminación del aire generada por el sector industrial de Yumbo, es trasladada por toda la ciudad y termina por asentarse en el sur debido a los vientos de la cordillera.

También se tienen en cuenta circunstancias como el confinamiento por la pandemia de covid-19, toques de queda y los eventos del paro nacional, que incluyeron quemas de vehículos y diversa infraestructura, modificando los resultados de las mediciones e incidiendo en la calidad del aire.

Para el Grupo de Calidad del Aire del Dagma, es claro que el 80% de la carga contaminante de la ciudad corresponde al parque automotor. Por esa razón, se recomienda, entre otras cosas, planificar los viajes en vehículos particulares evitando su uso indiscriminado, compartir el vehículo, privilegiar el uso del transporte masivo o transporte activo como la bicicleta, patinetas eléctricas o simplemente caminar.

De igual manera, el Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente promueve, en coordinación con las secretarías de Movilidad y Planeación, los Planes de Movilización Empresarial Sostenible y el Pacto por la Movilidad Activa, estrategias que buscan minimizar los impactos de las cargas contaminantes en el aire de Cali y garantizar mejores condiciones de vida para los ciudadanos.

Comentarios Facebook