Seleccionar página

Durante un recorrido por el cerro de Cristo Rey, la Alcaldía de Cali, a través de la Secretaría de Gestión del Riesgo de Emergencias y Desastres, verificó el estado actual de los cortafuegos y el reservorio de agua, que hacen parte de las medidas de prevención para esta temporada seca.

Según el titular de este organismo distrital, Rodrigo Zamorano Sanclemente, el objetivo es supervisar, de manera constante, que estas medidas estén activadas y hacer los mantenimientos necesarios para su buena función, especialmente en este tiempo seco al que le quedan al menos 45 días.

“Esta es la primera temporada seca del año, que significa una reducción importante de precipitaciones, pues el promedio histórico muestra solo siete días de lluvias. Es por eso que el alcalde Jorge Iván Ospina, el Dagma, la CVC, Emcali y la Secretaría de Gestión del Riesgo, hacemos la revisión de estos cortafuegos en Cristo Rey, que son unos tramos de 10 a 20 metros y que sirven para separar los lotes en el evento de ocurrir un incendio”, explicó Zamorano Sanclemente. El funcionario recalcó que de esta temporada seca “nos quedan por lo menos 45 días en los que debemos estar alertas”.

Al mismo tiempo, se hizo la revisión del reservorio que se encuentra en este cerro y con el cual los Bomberos Voluntarios de Cali se pueden surtir de agua en caso de un incendio forestal. “Este reservorio equivale a siete carros de agua, que al estar ubicado en la parte alta de Cristo Rey, permite bajarla por gravedad para humedecer los cortafuegos”, explicó.

El Secretario de Gestión del Riesgo recordó que los incendios forestales no son espontáneos. “La ignición espontánea en Cali no existe por condiciones de latitud, de longitud, de temperatura. Los incendios forestales se producen por humanos que quieren invadir o hacerle daño a un vecino; personas que disfrutan del fuego y que tienen estas patologías”, argumentó.

De allí la necesidad de evitar hacer fogatas o encender fogones de leña en cerros y zonas verdes de la ciudad; no quemar residuos y dar aviso inmediato en caso de un incendio forestal a la Línea 119 de Bomberos Cali o al 123 de la Policía.

“Aquí no hay solamente vegetación sino también mucha vida animal. Tenemos que proteger este pulmón de la ciudad y por eso desde la Alcaldía hacemos importantes y estratégicas inversiones para esta temporada seca”, aseveró Rodrigo Zamorano.

Recordó que desde el Cuerpo de Bomberos Voluntarios se cuenta con las cámaras optrónicas, que integran un sistema de detección de incendios forestales, que sirve para revisar y observar si se presentan columnas de humo. “Sin embargo, usted como primer respondiente es el que hace la diferencia y el protagonista para evitar los incendios forestales”, puntualizó el Secretario de Gestión del Riesgo de Emergencias y Desastres.

Comentarios Facebook