Seleccionar página

Al ser catalogado como un movilizador económico y un buen vecino de sus barrios aledaños, San Fernando, Eucarístico, El Cedro y 3 de Julio, el estadio Olímpico Pascual Guerrero se alinea con la estrategia ‘Cali Ciudad Deportiva’, que lo proyecta como un escenario deportivo de talla internacional.

Bajo estos preceptos, varios caleños exaltaron las bondades del ‘sanfernandino’, como el caso de don Luis Eduardo Marín, quien paseaba con su nieto por la parte externa del estadio, siéndole permitido el ingreso al mismo para que el pequeño observara la moderna edificación.

Una vez salieron, el adulto mayor no vaciló en manifestar que “el estadio es muy hermoso y posibilita una buena vecindad en sus alrededores”. Esta opinión la comparte el empleado Bernardo García, quien subrayó: “el Pascual es un buen vecino, está quedando muy hermoso y sin duda irá mejorando más y más”.

De igual manera, la señora Lina Salazar, quien paseaba por el sector sur, expresó que el escenario ha quedado perfecto con las remodelaciones y, de paso, se convierte en un buen vecino para muchos negocios comerciales.

Para el estudiante Camilo Zúñiga, las mejoras del estadio han servido para que más gente asista y, por tanto, haya más compradores en los diferentes negocios entre los que se destacan panaderías, tiendas, restaurantes, oficinas, apartamentos, ventas de extintores y papelerías.

Y en concepto de José Mosquera, un ciudadano que caminaba por las inmediaciones del Pascual Guerrero, este centro deportivo cumple tres funciones, como quiera que es la casa de los equipos de fútbol de la ciudad, megacentro de vacunación contra la covid-19 y un jalonador y reactivador de la economía caleña. “Hay mucha gente que vive de los eventos que se lleven a cabo, lo que sin duda lo muestra como un buen vecino”, concluyó.

Comentarios Facebook