Seleccionar página

El Centro Integral para la Gestión del Riesgo de Emergencias y Desastres, Cigred, que se construye en el norte de Cali, será el epicentro del conocimiento para salvar vidas y patrimonios de los caleños.

Así lo describe Rodrigo Zamorano, secretario de Gestión del Riesgo de Emergencias y Desastres, quien indicó que la nueva edificación ocupará cerca de 3500 metros cuadrados y será una alcaldía alterna frente a un evento natural o antrópico que se pueda registrar en la ciudad.

“El proyecto está ubicado al lado de la estación X8 de Bomberos y la Defensa Civil, es un lote que ha venido trabajándose, estamos en el 30% de la obra que se reinicia la semana entrante”, indicó Zamorano.

El edificio tendrá un equipo integrado por la academia, Emcali, Defensa Civil, Scouts, Cruz Roja, Dagma, Ideam y todo lo relacionado con operaciones para la prevención de riesgos. Asimismo, dispondrá de espacios como: salas polivalentes con capacidad para entre 10 y 400 personas, sala de crisis, helipuerto, espacios inteligentes adaptables a las necesidades de la ciudad, oficinas y parqueaderos.

“El 90 por ciento de este centro integrado está orientado hacia que la comunidad pueda afinar esas posibilidades de saber qué hacer frente a un evento como un sismo o un incendio: no corro, no grito, no empujo, no me devuelvo… Recordemos que Cali y Colombia estamos en una zona de mediano y alto riesgo sísmico y tenemos todas las externalidades frente a precipitaciones, sismos y otros eventos naturales”, explicó Zamorano.

La Alcaldía de Cali invierte cerca de $12.000 millones en el proyecto, que incluyen la compra del terreno, las estructuras básicas de los cimientos, semisótano, sótano, el helipuerto y el primero y segundo piso. La nación, a través de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo aportará otros $12.000 millones para la dotación de lugar, el componente de telemática y sistemas.

“Recordar que este es un centro integrado para el suroccidente del país; es una bodega estratégica para eventos que se puedan presentar en el Chocó, en el Valle, en Nariño, en el Cauca y en el Putumayo. Tenemos un horizonte de año y medio para estar operando”, precisó Zamorano.

El funcionario recordó que el avance de la obra se vio afectado por precipitaciones atípicas que generaron ajustes en los diseños.

Comentarios Facebook