Seleccionar página

Para el Modelo Integrado de Planeación y Gestión, MIPG, es importante en la Dimensión 4 que la entidad conozca los avances de la gestión y si el logro de metas se realizó de acuerdo con el tiempo y los recursos previstos, con el propósito de introducir mejoras.

La Dimensión 4 del MIPG promueve el seguimiento a la gestión y la mitigación de los posibles riesgos que pudieran desviar el cumplimiento de las metas realizando el seguimiento a la gestión institucional y la evaluación de los indicadores diseñados.

“Para el desarrollo de esta dimensión debemos tener en la cuenta los lineamientos de la Política de seguimiento y evaluación de desempeño institucional, la cual busca desarrollar una cultura organizacional fundamentada en la información, el control y la evaluación, para la toma de decisiones y la mejora continua”, explicó Liz Mary Gutiérrez Rendón, Subdirectora de Gestión Organizacional y líder de esta Política.

Los responsables de hacer el seguimiento y la evaluación de los resultados institucionales son los servidores públicos que tienen a cargo cada plan, programa, proyecto o estrategia. Tener la información actualizada permite a la entidad tomar decisiones para la mejora continua y responder a los requerimientos externos de otras entidades y órganos de control.

Evaluar la gestión del riesgo:

La ejecución de programas, planes y proyectos se deben medir en diferentes etapas para garantizar el logro de los resultados e identificar con precisión las oportunidades de mejora. “En el momento de detectar desviaciones en los avances o la posibilidad de que se materialice un riesgo, el responsable debe establecer acciones de manera inmediata. Este ejercicio nos permite lograr mejores resultados”, añadió Liz Mary Gutiérrez.

Evaluar la percepción de los grupos de valor:

Al evaluar la percepción ciudadana y la satisfacción de las necesidades y expectativas a los servicios prestados, la Alcaldía de Santiago de Cali recoge información de primera mano para establecer mejoras.

Autodiagnóstico como herramienta:

Es útil que dentro de los organismos se realicen de forma permanente ejercicios de autodiagnóstico, sin que esto signifique un reporte negativo ante otras instancias de la Función Pública, todo lo contrario, en el Modelo de MIPG, el autodiagnóstico es una herramienta para medir las fortalezas y las debilidades en la búsqueda de la excelencia.

La Dimensión 4 de MIPG -Evaluación de Resultados- señala la importancia de documentar los resultados, como una línea base para posteriores ejercicios de Direccionamiento Estratégico y Planeación permitiendo, además, contar con insumos para elaborar informes de gestión, rendiciones de cuentas y disponer de las evidencias necesarias para atender auditorías internas y externas.

Claudia Salas

Ver más:

https://www.cali.gov.co/desarrolloinstitucional/publicaciones/143605/modelo-integrado-de-planeacion-y-gestion-mipg/

Comentarios Facebook