Seleccionar página

El jueves (05.08.2021), el alcalde Jorge Iván Ospina lideró un Consejo de Seguridad, para discutir acciones articuladas que garanticen la tranquilidad de los ciudadanos durante el 7 de agosto, cuando se conmemora la Batalla de Boyacá y se reapertura el estadio Pascual Guerrero después de 16 meses, con el encuentro del fútbol profesional colombiano entre América de Cali y Once Caldas.

Con la participación de todo el gabinete distrital, Gobernación del Valle, Policía, Ejército, ONU, Fiscalía, CTI, Procuraduría, Medicina Legal, Migración Colombia, ICBF y Personería, se definieron estrategias y acciones ante posibles manifestaciones que, según investigaciones e información de inteligencia, se desarrollarían este sábado.

El comandante de la Policía Metropolitana, Juan Carlos León Montes, informó sobre seis posibles movilizaciones, una caravana y una concentración, en las que se estima un promedio de participación de 1500 personas. “Tenemos información de movilizaciones que se realizarán desde el parque de La Luna, el Parque de Las Banderas, Sameco, Paso del Comercio y El Ancla. La mayoría finalizarán en el CAM como punto de concentración y ante esto la Policía reforzará el dispositivo de seguridad en el lugar”, detalló el Comandante.

Refiriéndose al mismo contexto, Carlos Soler, secretario de Seguridad y Justicia Distrital, anunció cuatro posibles alertas de actividades delictivas que se estarían planeando desde municipios aledaños.

A su vez, el alcalde Jorge Iván Ospina dijo que ante estas alertas se instalará una comisión de investigación específica y conjunta con otros organismos, “ya que supera mis funciones como mandatario local al estar relacionadas con otros municipios”.

En la tarde del jueves se activa el Puesto de Mando Unificado a nivel nacional, mientras el viernes (06.08.2021), a partir de las 6:00 a.m., se reactiva el PMU en categoría uno, con un trabajo especial de la Fuerza Pública y servicios de inteligencia, Fiscalía, CTI, Policía y Ejército Nacional. “Es un trabajo conjunto, coordinado e interagencial, con participación nacional y agencias de seguridad especiales desde Cali. Todo esto para garantizar vida, honra y bienes y el normal devenir en este día de fiesta patria, que no debe ser motivo de preocupación. Estamos alertas y preparados desde las agencias de seguridad”, enfatizó el secretario Carlos Soler.

A la par, el 7 de agosto también tendrá lugar un evento de gran importancia para los caleños: se reactiva el estadio Pascual Guerrero después de 16 meses. “Ha disminuido la ocupación de las UCI, pasamos de alerta roja a naranja, necesitamos reactivar la economía y estimular la industria del fútbol y por eso realizaremos la prueba piloto de reapertura del estadio. Desde la Secretaría de Salud contaremos con ‘Guardianes de Bioseguridad’ durante el ingreso y salida del partido; se harán unos procesos comunicativos de cultura ciudadana para el respeto de los protocolos y se diseñó un plan de movilidad a las afueras del estadio”, explicó el Alcalde de Cali.

Complementariamente y según el Comandante de la Policía Metropolitana, “viendo lo que pasó en Bogotá aumentamos de 500 a 800 uniformados para atender el partido; contaremos con tres anillos externos y un anillo interno; además se activará un PMU específico para este evento”.

El Secretario de Seguridad y Justicia aclaró que por tratarse de una prueba piloto habrá un aforo del 25%, la barra del equipo visitante no ingresará, no habrá venta de licor, se exigirá carné de vacunación a personas mayores de 25 años, para los menores de 25 se harán pruebas rápidas en la entrada y habrá drones sobrevolando el escenario del barrio San Fernando. “Este piloto es de manera preventiva, no creemos que sucedan altercados, pero estaremos alerta y preparados. El balón está en corresponsabilidad con el buen comportamiento de los ciudadanos para ir aumentando el aforo permitido”, reiteró Soler.

Finalmente, en el Consejo de Seguridad se discutieron otros temas de interés como la recuperación urgente de la autoridad de los agentes de tránsito, los tres CAI del Ministerio Público que no han sido recuperados, las amenazas contra ediles, la problemática del jarillón, la movilidad y seguridad en el kilómetro 18 y los migrantes haitianos que están llegando a la ciudad

Comentarios Facebook