Seleccionar página

Con una muestra artística que escenificó momentos de la pandemia y del paro nacional y con el fin de fortalecer la convivencia escolar e intrafamiliar en la población de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes (NNAJ) de las Instituciones Educativas Oficiales (IEO), los Semilleros de Cultura Ciudadana de la Secretaría de Paz y Cultura Ciudadana se articularon con el colectivo de teatro del Colegio Hernando Navia Varón y la Asociación Cristiana de Jóvenes, YMCA, (iniciales de los términos en inglés).

La Administración Distrital, a través de la Subsecretaría de Prevención y Cultura Ciudadana se propone con estas iniciativas promover en el territorio el reconocimiento y apropiación de los espacios y alternativas comunitarias, artísticas, culturales y lúdicas en los NNAJ de las Instituciones Educativas Oficiales.

Natalia Acosta, coordinadora del Área Bilingüe Internacional de la YMCA, manifestó que la propuesta Escuela Consciente, impulsada por esta entidad, pretende reforzar la educación de calidad, en estudiantes y profesores, desarrollando las habilidades para la vida en los grados de 6 a 11, de la jornada de la mañana. Además, agradeció el apoyo de la Alcaldía de Santiago de Cali para la implementación de esta actividad, desde las secretarías de Paz y Cultura Ciudadana y Salud Pública.

“Estamos implementando esta iniciativa, la cual es posible gracias a un trabajo comprometido con la IEO Hernando Navia Varón y la YMCA. Se invitó a los estudiantes para que vivieran una experiencia en la cual sintieran el deseo y la necesidad de una escuela con mucha más conciencia sobre el aprendizaje fortaleciendo las habilidades socioemocionales y las competencias ciudadanas”. Señaló Carmen Urrea, coordinadora de los Semilleros de Cultura Ciudadana del Distrito.

Asimismo, el director del Colectivo de Teatro Ecos de Voz, Miguel Ángel Estrada, explicó que el objetivo de este performance es sensibilizar sobre emociones como la ansiedad, el miedo y la angustia que experimentaron los estudiantes durante tiempos difíciles como la pandemia y el paro nacional y de esta forma brindarles la oportunidad de participar en la formulación de soluciones a los retos que llegarán con el regreso a las clases presenciales.

Estudiantes como Johan Sebastián Burbano y Valentina Marín recalcaron la importancia de estos espacios para expresar libremente sus emociones, ya que para ellos es gratificante que el colegio no sea únicamente un lugar para sentirse presionados por las buenas calificaciones, sino un templo donde puedan ser ellos mismos.

 

Comentarios Facebook