Seleccionar página

“No haríamos nada que tenga que afectar una parte ambiental tan importante como el Zanjón del Burro”. Así lo afirmó el secretario de Infraestructura Vial de Cali, Néstor Martínez, tras la suspensión de las obras que se adelantaban en el sector del Zanjón del Burro.

El funcionario recordó que hay una medida cautelar que impide llevar a cabo intervenciones sobre el humedal y la Administración Distrital es respetuosa de las disposiciones judiciales y del cuidado y protección del medio ambiente.

“Nosotros estamos preparando una solución para darle continuidad a la Calle 13 o Avenida Pasoancho, que pasa por este sector, pero sin tener intervención sobre el Zanjón del Burro. Si nosotros llegamos a presentar una solución sería avalada por la comunidad, por las autoridades ambientales, CVC, Dagma y solo así podríamos acometer las obras, no antes de que sea autorizada por la propia comunidad en el sector”, precisó Martínez.

La solución que se ha pensado es un puente que impacte en lo mínimo la riqueza ambiental de la zona. “La ciudad tiene que desarrollarse y la Calle 13 se interrumpe ahí y es un sector importante para la ciudad, para la movilidad de todo el sector del sur hacia el norte y hacia el centro de la ciudad, pero insisto mucho en que nosotros como Secretaría no haríamos nada que tenga que afectar una parte ambiental tan importante como es el Zanjón del Burro”, reiteró Martínez.

El Zanjón del Burro es un corredor ecológico que permite conectar los Farallones de Cali con el Valle Geográfico del río Cauca, a través del río Lili. Además de ser un corredor de conectividad ecológica es un área de gran importancia hídrica por la existencia de nacimientos de agua, quebradas y humedales.

“En esta área se hace la recarga prioritaria del acuífero de Cali que está conectado con el acuífero del Valle del Cauca. En este Zanjón del Burro encontramos una especie de bosque seco, que solo está representado en menos del 1 por ciento en el Valle del Cauca, entonces esa importancia hídrica, aunado a la ecosistémica le da un valor excepcional en el Distrito de Cali”, explicó Ana María Valencia, líder de humedales del Dagma.

Este ecosistema, ubicado en territorio urbano (ocupa parte de la Comuna 22) y rural de Cali, alberga gran parte de la riqueza de aves con las que cuenta la región. Asimismo, se han registrado mamíferos en peligro de desaparecer como el armadillo común, la comadreja y el yaguarindi.

El Dagma viene adelantando varias acciones para la protección del Zanjón.

“Una es el cuidado y la protección del recurso hídrico, hacemos mucho control a las construcciones que quieren hacer sus desarrollos para evitar que afecten el recurso hídrico y que respeten la franja forestal protectora; hacemos también enriquecimiento, siembras de especies del bosque seco para enriquecer este bosque, y lo otro es que estamos en un proceso de declaratoria de área protegida que va a permitir a futuro que esto se conserve tal cual y que mejore sus condiciones ambientales para garantizar la prestación de los servicios ecosistémicos que presta este importante sector para la ciudad”, precisó Valencia.

La funcionaria precisó que desde el 2018 se trabaja en la iniciativa de declarar como área protegida un polígono de casi 300 hectáreas del Zanjón. Hoy el proyecto será presentado al comité de acuerdo de la Alcaldía y se esperan los avales jurídico, financiero y técnico para que pueda concretarse y ser llevado a debate al Concejo Distrital.

Comentarios Facebook