Seleccionar página

Luego de concertar una mesa de diálogo entre el Plan Jarillón de Cali y la comunidad de los asentamientos de Nueva Florida, Pondaje y Charco Azul, continúan las reuniones en el territorio para establecer compromisos y rutas alternativas que eviten la re-invasión de zonas ya liberadas, además de atender las problemáticas sociales expuestas por los habitantes del sector.

Con el acompañamiento de funcionarios de supervisión de ProPacífico, las secretarías de Paz y Cultura Ciudadana, Desarrollo Económico y Bienestar Social, y liderados por el gerente del Plan Jarillón de Cali, Eli Shnaider Brener, se desarrolló una jornada integral que posibilitó la atención y asesoría social, socioeconómica y jurídica a los habitantes del sector.

 

En ese contexto, se entregaron cheques correspondientes al subsidio por arrendamiento a beneficiarios del proyecto; se asesoró sobre temas de verificación e impugnación frente a la imposibilidad de realizar una nueva verificación; además de trazar una ruta de empleabilidad, que permita potenciar los emprendimientos de esta zona y lograr caracterizar a las personas para que hagan parte de la oferta laboral.

Tras una jornada activa, líderes de la comunidad, veedores ciudadanos y habitantes del sector, tuvieron la oportunidad de presentar los temas traumáticos de sus territorios relacionados con orden público, control de basuras y escombros, problemáticas sociales en general y, sobre todo, la definición de su situación como beneficiarios del proyecto Plan Jarillón para aspirar a una vivienda digna y libre de riesgo.

“Estamos construyendo soluciones alternativas y reales para evitar la re-invasión de los espacios liberados; diseñando rutas de empleabilidad y soluciones de vivienda que hagan posible un reasentamiento digno y social. No hacemos nada si solucionamos problemas de infraestructura, pero generamos problemas sociales”, enfatizó Eli Shnaider, gerente del proyecto.

La mesa se instaló luego de conocerse varios intentos de invasión por parte de miembros de la comunidad en los terrenos y techos ya demolidos por la Administración. A diario, miembros técnicos del área de Gobernanza del Plan Jarillón, cuadrillas de trabajo de la Secretaría de Infraestructura y la Policía Nacional realizan operativos en procura de mantener despejadas las zonas ya liberadas, de acuerdo con la sentencia 151 del 2011-2012, que acoge los 26 kilómetros del río Cauca y río Cali, y la sentencia 137 del 2012, que habla de la laguna del Pondaje y Charco Azul.

El Plan Jarillón de Cali mantiene su sintonía con la Administración Distrital que lidera Jorge Iván Ospina y cree en territorios unidos por la vida, en donde el diálogo sea el motor de la participación ciudadana.

Comentarios Facebook