Seleccionar página

Las puertas del renovado Humedal Cañasgordas se abrieron desde muy temprano para recibir a la infancia caleña dispuesta a explorar y descubrir las diferentes especies de aves que viven en este lugar.

Las 3.5 hectáreas del humedal fueron recorridas por 24 niños, pertenecientes a la comunidad de la urbanización río Lili de la comuna 22, al grupo Scouts Ardillas Yukunas y a otros sectores de la ciudad, observando diferentes especies de fauna y flora; guacharacas, garzas, colibríes, guacos, milvago chimachima, entre muchas otras, fueron algunas especies que lograron avistar.

Mariana Bermúdez, una de las niñas participantes en el avistamiento y habitante del sector, expresó: “Vi muchos árboles que no conocía; me sentí muy libre y muy feliz; a mí me gustan muchos los animales y vi muchos pajaritos que nunca había visto, unos muy grandes y otros muy pequeños; me gustó mucho, fue muy divertido”.

Con estas actividades, la administración de Puro Corazón y el Dagma ejercen gobernanza y educación ambiental en el territorio enseñando a los más pequeños, lo vital que es para la ciudad salvaguardar la vida de todos los seres sintientes con los que coexistimos.

“El avistamiento de aves es una nueva tendencia que debemos incentivar más y hoy, por ejemplo, los niños y jóvenes estuvieron felices, disfrutaron de un humedal que no conocían, descubrieron que este pedacito está lleno de aves, vieron nidos, muchas especies”. Manifestó Alejandra Zamorano, bióloga y guía voluntaria de los humedales de Cali.

“Pude notar en ellos mucho deseo de aprender, de entender qué hay en estos territorios, y quieren volver para saber más sobre aves, y porque Colombia es el primer país de las aves en el mundo.” añadió la experta.

Las actividades desarrolladas tuvieron el apoyo de la CVC y Corpocuencas, en el marco de la celebración del Mes de los Humedales.

Comentarios Facebook