Seleccionar página

Teniendo en cuenta los 1054 casos reportados positivos para covid-19 en menos de 24 horas, cifra récord en la ciudad, además de la ocupación del 96% en Unidades de Cuidado Intensivo, la Administración Distrital determinó el endurecimiento de las medidas de control para este fin de semana con el objetivo de preservar la vida, romper cadenas de contagio y reducir la ocupación hospitalaria.

“Este escenario, con una transmisión del virus tan alta, nos demanda medidas extraordinarias. Por eso hemos tomado la decisión de tener una cuarentena con toque de queda y ley seca continuos, desde las 7:00 a.m. del viernes 15 de enero hasta las 5:00 a.m. del lunes 18 de enero, además de la medida de Pico y Cédula”, afirmó Jorge Iván Ospina Gómez, alcalde de Santiago de Cali.

En torno a esta disposición territorial se adelantarán operativos rigurosos y labores de monitoreo con el acompañamiento de la fuerza pública y los diferentes organismos, para dar cumplimento a las medidas e impedir la realización de eventos privados convocados a través de redes sociales, que generen desórdenes y aglomeraciones.

Igualmente, el mandatario local reiteró que se mantendrán las excepciones a la circulación del personal sanitario, restaurantes con servicio a domicilio, farmacias y servicios esenciales. “Necesitamos que la gente tenga en cuenta que este debe ser un espacio de reflexión y autocuidado para proteger la vida. Esta decisión la adelantamos frente al hecho de que muchas personas han llegado de vacaciones, han estado expuestas y pueden llevar este virus a los hogares”, enfatizó el Alcalde.

En cuanto a la falta de talento humano en algunos centros clínicos, el mandatario señaló que es necesario hacer un banco de personal capacitado para prestar estos servicios en la Secretaría de Salud Pública, incluyendo a migrantes. “Nos encontramos en el pico del pico de la pandemia, una situación dramática que demanda el concurso de todos”, concluyó Jorge Iván Ospina.

Comentarios Facebook