Seleccionar página

Siguiendo la estrategia de llevar el mensaje de autocuidado para prevenir el contagio del nuevo coronavirus, la Secretaría de Salud Pública de Cali entregó tapabocas, antes de iniciar el toque de queda del fin de semana festivo de Reyes, en los sectores comerciales del centro, Pance y en el barrio Meléndez, al sur de la ciudad.

La titular del organismo, Miyerlandi Torres Agredo indicó que, se están entregando tapabocas, porque es uno de los elementos de protección personal que sirven como barrera en la transmisión de la covid-19.

«Fuimos a la zona de Meléndez porque es el tercer barrio que nos reporta un importante número de personas contagiadas y con derivaciones a unidades de cuidados intensivos. Cuando se va al territorio se entiende las razones de las cifras en los contagios: poco uso del tapabocas o uso incorrecto del mismo, aglomeraciones y mucho contacto estrecho sin tener en cuenta las medidas de bioseguridad», explicó la funcionaria.

En el sur de esta capital se visitaron establecimientos comerciales y centros deportivos llevando el mensaje de no bajar la guardia, de cuidar la vida propia y la de los demás.

«En Pance vimos una mejor adherencia a los protocolos de bioseguridad. En los centros deportivos todos usaban el tapabocas, en las zonas de comidas el personal de los restaurantes estaba con sus elementos de protección personal y lo mismo los comensales que estaban a la espera del servicio a la mesa», explicó la funcionaria.

Otra zona abordada por los Guardianes de Vida fue el centro de la capital vallecaucana, con la entrega de tapabocas a transeúntes de las carreras 4 y 5.

Cabe recordar que la ocupación de camas en las unidades de cuidados intensivos es del 97 % para covid-19 y del 94 % en las otras patologías.

Comentarios Facebook