Seleccionar página

El registro de la operatividad y control en el primer día del puente de Reyes deja como balance la aplicación de 97 comparendos, la desactivación de 13 fiestas y la atención de por lo menos 1.100 casos de los cuales 179 estuvieron relacionados con riñas y violencia intrafamiliar, ese es el balance de la Policía y la Secretaría de Seguridad y Justicia de Santiago de Cali.

También la Secretaría de Movilidad, impuso 457 comparendos a conductores por no acatar las normas de tránsito y se inmovilizaron 55 vehículos. “De estas aplicaciones de ley, sólo se impusieron 130 comparendos y 30 inmovilizaciones por toque queda”, dijo el secretario William Vallejo.

En la primera noche del toque de queda y la ley seca en Santiago de Cali, cuatro ecosistemas integrados por grupos de funcionarios de la Alcaldía, el Ejército y la Policía recorrieron la ciudad; inicialmente, en una jornada pedagógica, desde las cinco de la tarde y después de las nueve de la noche con la aplicación de las medidas decretadas por el Gobierno distrital.

“Esta primera noche estamos al oriente de Cali, en la comuna 14, en una jornada de educación en la calle entregando un mensaje de aliento, compromiso, conciencia y responsabilidad”, aseguró el secretario de Seguridad y Justicia, Carlos Alberto Rojas Cruz, quien expresó también que, la pandemia ha dejado unas situaciones muy difíciles de manejar y administrar en los hogares, y por ello, todo el gabinete del alcalde Jorge Iván Ospina se ha volcado a las calles, en un ejercicio cara a cara, en un esfuerzo colectivo en el que se busca que la gente esté bien informada y transforme este momento difícil en nuevas oportunidades.

“Regular libertades a las que estamos acostumbrados, intervenir en vida colectiva y en espacio público como exigen los decretos, es un desafío complejo de manejar, pero hay una premisa mayor: la vida y la salud de todos”, afirmó el secretario Rojas.

En los recorridos por diferentes puntos de la ciudad se encontraron personas fuera de sus casas, las que fueron invitadas a resguardarse y a proteger la vida, un llamado al sentido de pertenencia por su ciudad y a recordar la responsabilidad que cada uno tiene consigo mismo, con sus familias y la sociedad.

Por su parte, Danis Rentería, secretario de Paz y Cultura Ciudadana, celebró el compromiso cívico de quienes se unieron, sin importar la lluvia, para socializar la pedagogía de bioseguridad. “El balance es positivo, vemos mucha receptividad de la población, reciben el tapaboca y nos piden que sigamos trabajando en conjunto y no bajemos la guardia”.

En el día, una fiesta electrónica, con más de 100 jóvenes convocados por redes sociales fue desmantelada. Quienes se encontraban en esta aglomeración, al oeste de la ciudad, en especial los menores de edad fueron conducidos a sus viviendas. Los organizadores de la fiesta electrónica fueron llevados a la Policía para aclarar los pormenores que se dieron para desacatar las medidas de bioseguridad.

“La Policía debió intervenir porque los muchachos no querían salir y estaban presentando problemas de orden público. Vamos a aplicar las sanciones más drásticas a los promotores de este tipo de fiestas que van en contra de las normas y el respeto por la vida” concluyó Jimmy Dranguet, subsecretario de Inspección, Vigilancia y Control.

Cabe anotar que, la Secretaría de Movilidad ubicó puestos de control en el sur, norte y occidente de la ciudad. La vía al mar fue la de mayor afluencia de vehículos.

Pese a la gran multitud de viajeros detectados en el inicio del primer puente de 2021, las autoridades registraron un balance positivo con respecto a la primera jornada de toque de queda decretado por la Alcaldía de Santiago de Cali con el fin de disminuir el número de contagios por covid-19.

Comentarios Facebook