Seleccionar página

Desde el 31 de diciembre hasta el 1 de enero la policía nacional impartió 420 comparendos, recibió 6.500 llamadas de la ciudadanía, donde se atendieron presencialmente 3.500, se registraron 180 casos de riñas, 530 casos de violencia intrafamiliar, de género y alteración de la tranquilidad y se intervinieron 150 fiestas en vía pública, entre ellas una aglomeración de más de mil personas en Puerto Mallarino y otra en el barrio Eduardo Santos.

Así mismo, dio mensaje de tranquilidad, presencia institucional y defensa por la vida dejaron en los recorridos que realizaron por diferentes puntos de la ciudad y sus corregimientos.

A primeras horas del 1 de enero se visitó el corregimiento de Pance, en donde las secretarías de Movilidad, Gestión del Riesgo, Seguridad y Justicia se reunieron con el corregidor e integrantes de la Junta de Acción Comunal de esta zona turística de Cali para explicar la trascendencia de las medidas de toque de queda y ley seca, buscando evitar riesgos de aglomeraciones en una actividad tradicional como la visita al rio Pance en principio de año.

“Verificamos el cumplimiento de las medidas adoptadas en el pasado Consejo de Seguridad para evitar el incremento de contagios de COVID 19 en Cali. La Administración municipal está comprometida con la salud y la seguridad de los caleños, y por ello, también adelantamos un chequeo logístico para identificar puntos estratégicos de instalación de cámaras y puestos de control en esta zona rural” confirmó el secretario de seguridad y justicia, Carlos Alberto Rojas.

El siguiente recorrido se ejecutó en el barrio Ulpiano Lloreda, al oriente de Cali, donde por tradición se celebra el 1 de enero una fiesta comunitaria. Esta verbena fue suspendida por el gobierno local y los habitantes acataron la orden decretada por el alcalde Jorge Iván Ospina, quien está dando prioridad a la salud y la vida por encima de cualquier tradición.

“Hemos tenido el apoyo de la Policía Metropolitana y del Ejército, nos encontramos en la cancha principal del barrio Ulpiano Lloreda donde se realiza tradicionalmente la fiesta de inicio de año. La gente ha sido consciente de que se debe hacer en otro momento y por ello estamos integrando a los ciudadanos en una fase autocontrol, orientación y presencia institucional” Argumentó el secretario Rojas, quien también lamentó la muerte de uno de los habitantes de este barrio por COVID el 31 de diciembre. “Ayudamos a la familia que sufre esta pérdida con la secretaría de salud y la funeraria que atiende este caso, es triste que nuestras familias vivan esta situación”

El secretario también hizo un llamado a quienes consultan las redes sociales para que no se dejen confundir por mensajes mal intencionados que quieren ocasionar confusión y desinformación en la ciudad. “Se está acostumbrando en esta época a poner mensajes falsos en redes sociales para desautorizar lo decretado por la administración o para generar caos. Nosotros si estamos controlando el cumplimiento de toque de queda y ley seca que va hasta el 3 de enero al medio día y vamos a ser constantes en los principales puntos y corredores de la ciudad” puntualizó.

Comentarios Facebook