Seleccionar página

Luego de los últimos reportes por ocupación de camas UCI a nivel general (más del 90%), el mandatario de los caleños afirmó que endurecerán las medidas.

En una cumbre con los directores de Unidades de Cuidados Intensivos, Jorge Iván Ospina, alcalde de Cali, anunció que la ciudad endurecerá las medidas de cara a la velocidad de transmisión de contagios por la COVID-19. «La alerta roja es una medida para que también las clínicas, desescalonen su red de salud y que protejan al máximo a sus trabajadores», manifestó.

«Es un llamado a los ciudadanos a que protejan su vida y que asuman el autocuidado en lo que implica tener una alerta roja», indicó el alcalde Ospina.

La emergencia sanitaria irá de la mano con medidas que restringen la circulación de personas. El pico y cédula se volverá a implementar y se extenderá la ley seca junto con el toque de queda. «En las decisiones de circulación, debemos colocar un pico y cédula para asistir al comercio. Números pares e impares. De igual forma anticiparemos el toque de queda y la ley seca que pasará de 11:00 p.m. a 5:00 a.m.», expresó el jefe de gobierno caleño.

Ospina también se refirió a la posibilidad de público en la final de ida del fútbol colombiano entre América y Santa Fe. «La decisión de tener alerta roja le dice a la Dimayor que no podemos tener el partido del América del 20 de diciembre con público», concluyó Ospina.

Estas medidas que se implementarán a partir de mañana 16.12.2020, buscan salvaguardar la vida de los caleños ante un virus que no se ha ido de la ‘Sucursal del Cielo’.

Comentarios Facebook