Seleccionar página

Son tres factores en salud los que determinaron que la Alcaldía de Santiago de Cali declarara la alerta roja en este territorio.

De acuerdo con Miyerlandi Torres Agredo, secretaria de Salud Pública, el primer indicador que se analiza es la velocidad de transmisión (Rt), el cual está por encima de 1,13. “Eso quiere decir que, de 10 personas infectadas, se están contagiando 11 personas nuevas más. No estamos controlando la pandemia, debemos tratar de reducir la velocidad, especialmente para que no afecte a personas con riesgo de complicaciones”.

El segundo indicador es el nivel de ocupación de camas en las unidades de cuidados intensivos. Actualmente, el nivel de ocupación es del 90 %. “Ayer tuvimos una reunión con los directores de clínicas de alta complejidad y ellos mostraron un panorama complejo que, desde la Secretaría de Salud, se ha verificado con visitas en sitio. Nos preocupa la capacidad de respuesta para la comunidad en general”.

El tercer indicador es la letalidad. “Llevamos 20 días con un número de fallecidos por encima de 12 personas, llegamos un día a 21 casos, cifras que no se manejaban desde agosto”, señaló Torres Agredo.

Desde el sector salud se toman las siguientes medidas:

  1. Desde salud pública se fortalecerá la respuesta con las Empresas Prestadoras de Salud (EPS) para que atiendan casos sospechosos desde la línea telefónica de atención, seguimiento de casos individuales y el aislamiento de contactos cercanos de personas positivas para covid – 19.
  2. Desde el eje colectivo se fortalecerá, desde las EPS, el acompañamiento a los hogares y grupos de alto riesgo. La Secretaría de Salud Pública hará acompañamiento a ancianatos y cárceles, donde se pueden presentar focos de contagio.
  3. Desde las medidas, se acompaña el toque de queda y el pico y cédula para controlar los aforos y el distanciamiento físico.
  4. Aplazar los procedimientos quirúrgicos que no sean urgentes, incluyendo las cirugías estéticas, medida que se adoptó desde la alerta naranja.
  5. Ampliar las zonas de expansión para nuevas camas, que se podrían llegar a 114.

“Todo ese conjunto de acciones lo contendrá el decreto de alerta roja en Cali”, explicó la funcionaria.

La estrategia de los Guardianes de Vida se mantendrá activa con la presencia en territorio del personal de salud para hacer control sanitario inteligente.

La funcionaria indicó que, “una vez declarada la alerta naranja se envió el mensaje de autocontrol para evitar llegar el toque de queda y el pico y cédula. La responsabilidad es individual, debemos cuidarnos porque los servicios de urgencias se congestionan en diciembre por temas adicionales a la covid-19. Mi llamado es a que elijamos una Navidad tranquila”.

Comentarios Facebook