Seleccionar página

En la instalación del cordón sanitario del centro de Santiago de Cali, que inició hoy (10.12.2020)  para controlar aglomeraciones y adopción de medidas de bioseguridad en una zona visitada diariamente por 100 a 200 mil caleños, se anunciaron medidas restrictivas para reducir los contagios por covid-19.

Ocho cuadras en promedio, desde la carrera quinta con calle 14 y, hasta la calle 16 tendrán controles de ingreso y salida donde se exigirá el uso del tapabocas, la toma de temperatura y la desinfección de manos.

“Hasta el 16 de diciembre de 2020 tendremos ley seca y toque de queda, desde la 1 de la madrugada hasta las 5 de la mañana, hemos detectado una importante actividad en la ciudad en este horario que no tiene control, lo que nos obliga a tomar nuevas medidas de restricción que van a operar hasta el 16 de diciembre esperando una mejor respuesta de la ciudadanía, de lo contrario se tomarán medidas más fuertes”, anunció el secretario de Seguridad y Justicia, Carlos Alberto Rojas Cruz, quien explicó que entre el 16 y 24 de diciembre es el periodo más difícil a nivel de aglomeraciones y por ello se están reforzando los controles previamente.

No se permitirá el parqueo de motos, vehículos o instalación de puestos de venta en las zonas públicas de este cordón sanitario, con el fin de ofrecer más espacio a quienes comprarán los regalos de Navidad.

Por su parte, Albeiro Aristizábal, presidente de Grecocentro, dijo que los comerciantes son los más interesados en aportar a un centro bioseguro. “Nosotros no queremos que esta pandemia nos afecte más, en los locales se están haciendo todos los tamizajes. Nos ha llegado mucha gente emergente que no se está cuidando y por ello estamos ofreciendo este cordón sanitario”, indicó el dirigente gremial.

Entre tanto, Argemiro Cortés Buitrago, secretario de Desarrollo Económico, aseguró que, se han recuperado 100 mil de los 240 mil empleos perdidos en pandemia y este incentivo al centro de la ciudad hace parte de la reactivación que necesita la capital vallecaucana. “Las camas de UCI se están llenando y debemos tomar medidas blandas antes de que la situación no se pueda manejar, no queremos llegar a un toque de queda o cuarentena que puede ser lo peor para nuestra economía, del compromiso y buen comportamiento de los caleños depende que podamos seguir adelante en nuestra reactivación” concluyó Cortés.

Otra de las medidas adaptadas por la Alcaldía, es el llamado a las instituciones de salud a reprogramar todas las cirugías de diciembre para descongestionar las unidades de cuidado intensivo. Así lo informó, Augusto Luna, subsecretario de Salud Municipal quien explicó que, las intervenciones electivas, que no son urgentes y que requieran post cirugía u ocupación de las UCI se deberán aplazar 2021 para tener más oferta destinada a los infectados de COVID-19.

Comentarios Facebook