Seleccionar página

El 1º de diciembre de 1957 las mujeres colombianas pudieron participar, por primera vez, en una elección democrática. El derecho al sufragio femenino, al igual que todos los derechos de las mujeres, es una conquista de una lucha que aún no termina.

Desde la Secretaría de Bienestar Social y la Subsecretaría de Equidad de Género se conmemora a Esmeralda Arboleda, Josefina Valencia, Teresita de Santamaría, Matilde González, Anita Mazuera, María Teresa Arizabaleta y demás sufragistas que abrieron camino para la vivencia de la ciudadanía de las mujeres en Colombia y en Cali.

Se  hace también un llamado a la acción, pues tras 63 años del reconocimiento del derecho de las mujeres a elegir y ser elegidas, todavía permanecen brechas y barreras significativas que impiden el pleno ejercicio de los derechos políticos a las que es el 51% de la población.

Según menciona Fabiola Perdomo, secretaria de Bienestar Social, “hoy buscamos reivindicar el derecho de las mujeres a la participación política paritaria en condiciones de igualdad; en el marco del proceso de actualización de la Política Pública de las mujeres caleñas que adelanta la SSEG, hemos reconocido no solo la necesidad de que más mujeres participen en política sino también que puedan contar con garantías de no discriminación”.

Al respecto Nancy Faride Arias, subsecretaría de Equidad de Género, agregó “la sub-representación de las mujeres no solo tiene que ver con el hecho de ocupar curules sino también con la posibilidad de que a los espacios de decisión lleguen las voces de la diversidad de mujeres que habitan en nuestros territorios”.

Aunque hay avances, por ejemplo, en la composición del Congreso de la República, este no es el panorama general en todos los niveles y espacios de decisión política del país. A nivel territorial las brechas y la desigualdad entre hombres y mujeres son un poco mayores y la participación de las mujeres en espacios de toma de decisión no supera en promedio el 20%; adicional a ello, muchas de las mujeres que tienen la oportunidad de participar en política sufren violencias a causa de una discriminación de género, soportada en una visión patriarcal, que las aleja de los espacios públicos.

Es importante recordar que los derechos políticos de las mujeres, también incluyen el derecho a la movilización social, a la participación ciudadana y comunitaria y al control social.

Desde la Subsecretaría de Equidad de Género se continuará trabajando por promover estos derechos y por articular acciones que nos permita alcanzar el objetivo plasmado en la política pública de promover los derechos políticos de las mujeres con sus diversidades sexuales, identitarias, étnicas, etáreas, sociales y funcionales, para el fomento de nuevos liderazgos mediante la participación y representación de sus intereses en los escenarios de toma de decisiones en Cali, Distrito Especial.

Comentarios Facebook