Seleccionar página

La Secretaría de Seguridad y Justicia de Santiago de Cali lideró un encuentro con autoridades civiles de seguridad de Palmira, Yumbo y Jamundí y con la Gobernación del Valle del Cauca, para unir esfuerzos en el propósito de combatir la criminalidad, dado que algunas de las dinámicas delictivas que se reflejan en Cali tienen orígenes regionales.

Partiendo de la socialización del Plan Integral de Seguridad y Convivencia Ciudadana (PISCC) de Cali, se trazó una ruta inicial para diseñar estrategias conjuntas.

“La tarea es construir una coalición entre todas las alcaldías que están alrededor, con una agenda estratégica que nos permita articular procesos de alto impacto”, indicó el secretario de Seguridad de Cali, Carlos Alberto Rojas, al tiempo que explicó que se pueden presentar conjuntamente proyectos al Gobierno Nacional, de cara a la transformación regional en la búsqueda de la tranquilidad ciudadana.

Jhonatan Camargo, secretario de Gobierno de Jamundí, recalcó que es importante armonizar los PISCC de cada ciudad para integrar estrategias colectivas. “Cali es un epicentro de conflictos y en el caso de Jamundí compartimos flagelos en criminalidad de microtráfico e, incluso, temas sociales como la migración”, subrayó.

Por su parte, el secretario de Seguridad del Valle del Cauca, Camilo Murcia, considera muy importante fortalecer los lazos con estos municipios porque Cali es la receptora del comportamiento delictual del departamento.

“Aunque cada municipio tiene su PISCC, podemos armonizar actividades conjuntas para reducir los índices de violencia y generar un clima que conduzca a una mejor percepción de seguridad”, concluyó Murcia .

Comentarios Facebook