Seleccionar página

El Centro de Inteligencia Económica y Competitividad (CIEC) adscrito a la Secretaría de Desarrollo Económico de Cali presenta el análisis del mercado laboral en Colombia para agosto de 2020, publicado por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE).

Los últimos datos revelan que la economía colombiana presenta signos de recuperación. Un ejemplo de ello es la tasa de ocupación nacional, que para este mes fue de 48,9 % lo que implicó un crecimiento de 7,7 puntos porcentuales (3,1 millones de puestos de trabajo recuperados) respecto a abril de 2020, el mes donde más cayó la ocupación en razón a la pandemia del covid-19. Este crecimiento puede explicarse, porque el país ha respondido positivamente frente a la flexibilización de las medidas de aislamiento y la reapertura de más sectores económicos, explica Federico Vallejo, investigador del CIEC.

Para el caso de Cali, la tasa de ocupación se ha visto fuertemente afectada por la pandemia, durante marzo y julio llegó a valores mínimos históricos; el más crítico fue abril, donde el número de ocupados cayó en 52 % con relación a 2019. Sin embargo, después de esta caída, para agosto el número de ocupados fue de 1 millón 70 mil ocupados, lo que implica la recuperación de 89 mil puestos de trabajo en comparación con julio, donde había 990 mil personas ocupadas en Santiago de Cali.

Sectores en recuperación

Pese a que algunas ramas de la actividad económica siguen arrojando cifras desfavorables en pérdida de empleo, en comparación a agosto de 2019 se observa que, en comparación con el primer trimestre de la pandemia (marzo–mayo), donde el número de ocupados cayó a niveles históricos; en el segundo trimestre de la pandemia (junio – agosto) se han recuperado puestos de trabajo en las ramas más afectadas como lo es el comercio, 20 mil  puestos de trabajo; industria y manufactura, 29 mil; transporte y almacenamiento, 11 mil; construcción, 9 mil; alojamiento y servicios de comida, 9 mil y actividades artísticas, de entretenimiento y recreación con la recuperación de 3 mil puestos de trabajo.

Para Tatiana Zambrano, subsecretaria de Cadenas de Valor, este aumento en los puestos de trabajo se debe a que la vida productiva está casi al 80 %, con 23 sectores económicos reactivados “gracias a la firma de los pactos por la vida, que son un acuerdo de la reactivación económica; con el sector empresarial, hemos logrado que el tejido empresarial se reconstruya de nuevo. Sectores como el gastronómico, los servicios complementarios al tránsito, las cooperativas, los clubes sociales, los comerciantes del centro de Cali, las universidades, los teatros, el coworking, los eventos y banquetes, entre otros, han hecho posible que esos empleos que se perdieron en los primeros meses de la pandemia hoy vuelvan a la vida”.

“Aunque algunos sectores de la economía continúan con valores negativos en agosto, observamos una leve mejoría con respecto a los meses previos.  Por eso es necesario que estos sectores identificados se puedan impulsar para fortalecer las tendencias de recuperación que están mostrando”, puntualiza el investigador del CIEC.

98 mil nuevos empleos en Cali

La tasa de desempleo de Cali para agosto de 2020 fue de 20,4 %, con 277 mil caleños desempleados, lo que implicó una caída de 7,1 p.p. en la tasa de desempleo respecto a julio del mismo año donde se ubicó en 27,1 %, con 375 mil desempleados. Este análisis indica que, para agosto, 98 mil caleños encontraron empleo.

Sin embargo, uno de los desafíos más importantes identificados es cerrar las brechas en el acceso al mercado laboral de los jóvenes. Las tasas de desempleo juvenil siempre están por encima del desempleo total nacional y durante estos meses de coyuntura, la tasa de desempleo juvenil de Cali en el trimestre junio-agosto 2020 creció un 70 %, al pasar de 19,6 % en 2019 a 33,2 % en 2020, es decir, en este trimestre 3 de cada 10 jóvenes que buscan empleo no lo encuentran.

Para Zambrano, en el plan de reactivación de la ciudad es importante priorizar a la población joven caleña, la cual previa a la pandemia tenía una brecha importante, que se ha ratificado durante los meses de 2020.

Más confianza en la economía

Otro dato para resaltar es la recuperación en la confianza a consumir de los caleños según lo muestra el índice de confianza al consumidor en Cali, que para agosto de 2020 fue de -11,9, lo que implica que la caleñidad recuperó en 24,2 puntos porcentuales la confianza a consumir respecto a abril de 2020 cuando se ubicó en -36,1.

Para agosto 2020, Cali tuvo el Índice de Confianza al Consumidor más alto de Colombia (-11,9) por encima del promedio nacional (-25,4), Bogotá (-25,8) y Medellín (-39,1).

Comentarios Facebook