Seleccionar página

En el desarrollo de una estrategia de prevención del delito, articulada con el Grupos de Acción Unificada por la Libertad Personal (GAULA) de la Policía Metropolitana de Santiago de Cali, la comunidad de comerciantes formales e informales, además de visitantes del centro de Cali, participaron en una jornada de sensibilización enmarcada en la campaña ‘Yo no pago, yo denuncio’.

En el 2020 ya son 270 jornadas de participación las que se han adelantado en las 22 comunas de la ciudad, dando a conocer la línea 165 como el canal adecuado para prevenir delitos como la extorsión y el secuestro y minimizar así el impacto de este flagelo delincuencial.

De acuerdo con el Capitán Nelson Manríquez, comandante del grupo GAULA de la Policía Metropolitana, es de vital importancia ganar confianza ciudadana para que, a través de la información suministrada a la línea 165, se puedan hacer las investigaciones y seguimientos que logren controlar estos delitos.

“La importancia de denunciar radica en que la Policía pueda tener más herramientas para investigar, actuar y asegurar resultados positivos”, enfatizó el oficial.

El subsecretario de la Política de Seguridad, Guillermo Londoño, indicó que en el marco de la reactivación económica es muy importante el acompañamiento a los comerciantes y trabajadores para que no sean víctimas de estos hechos delincuenciales y aprovechar el puente de comunicación con las autoridades.

La Secretaría de Seguridad y Justicia ha adelantado varias actividades en este sector de la ciudad, algunas relacionadas con la prevención del delito, otras con el control al espacio público, lucha contra el contrabando y el refuerzo en la implementación de los protocolos de bioseguridad para el control del Covid-19

Comentarios Facebook