Seleccionar página

Desde este martes 1 de septiembre se elimina la medida del pico y cédula, con la que se restringía la presencia en las calles de los caleños, una de las estrategias para evitar las aglomeraciones y el posible contagio por COVID-19.

Así lo informó el secretario de Desarrollo Económico, Argemiro Cortés al precisar que la directriz nacional establece eliminar las restricciones a la movilidad, incluyendo el desmonte del toque de queda.

“Es evidente que a partir de este martes el 95% de las actividades económicas podrán desarrollarse y ello implica un gran riesgo porque la COVID-19 está presente, no se ha ido y tenemos que ser muy responsables para evitar rebrotes”, advirtió el funcionario.

Hizo un llamado a los caleños para que mantengan las protecciones que demuestran su efectividad: el tapabocas, el continuo lavado de las manos y el distanciamiento. “Así como el Estado seguirá priorizando el teletrabajo es bueno que aquellos que puedan evitar estar en continuo contacto lo hagan y preservemos la vida, que es lo más importante.

Precisó que en el transcurso del lunes se dará a conocer la nueva normalidad, mediante decreto municipal, que entrará a regir el 1 de septiembre.

Igualmente, recordó que la normativa nacional aún no permite actividades como los deportes colectivos, las aglomeraciones de más de 50 personas y la apertura de discotecas.

“En Cali haremos un plan piloto desde este jueves en la zona del parque Alameda, que se extenderá al Bulevar del Río. Esto se hará por 15 días para posteriormente tomar las medidas necesarias”.

En el caso de la capital vallecaucana, el pico y cédula estuvo vigente durante los cinco meses de la cuarentena obligatoria.

Comentarios Facebook