Seleccionar página


Julio 26, 2020 – 09:33 a. m.
Por:

Redacción de El País

Tras la desactivación de la celebración de un cumpleaños el pasado viernes en el sector de Piedragrande, al sur de la ciudad, y de un matrimonio en el oeste este sábado, la Alcaldía de Cali reiteró que la restricción para la realización de reuniones aplica para todos los sectores, sin distingo de estratificación social.

Así lo manifestó Guillermo Londoño, subsecretario de la Política de Seguridad, quien remarcó que quienes violen estas disposiciones -tanto ciudadanos como establecimientos- se someten a una sanción.

«No hay ningún permiso para ninguna actividad y queremos hacer un llamado a los ciudadanos, no es momento para celebrar cumpleaños, matrimonios ni bautizos, estamos en medio de una pandemia y lo que hoy exigimos es comprensión y consciencia de todos los ciudadanos. Hay toque de queda, hay ley seca, debemos mantenernos aislados voluntariamente y quien viole esas medidas será sancionado», dijo.

«Las restricciones no tiene estrato social, son para todos. No se pueden hacer reuniones (…) porque estas actividades no garantizan el distanciamiento físico entre las personas. El mensaje es claro: no importa el barrio en que viva ni el estrato social, no puede realizar estas actividades y será sancionado y por supuesto llegaremos allí con todas las autoridades a ejercer control a estas medidas», añadió.

Lea además: Se aceleró la curva de covid-19, ¿hasta dónde llegarán los contagios en Cali?

Precisamente, en el marco de los operativos de control que adelantan las autoridades en la ciudad frente al acatamiento de las medidas del toque de queda y la ley seca, cerca de nueve personas fueron sorprendidas en una fiesta en el barrio Ciudad Jardín luego de ser denunciadas a través de más de 15 llamadas de los vecinos del sector.

«Encontramos algunas personas en estado de embriaguez y que responden agresivamente contra los servidores públicos, pero nosotros estamos actuando en el marco del derecho y con todas las garantías constitucionales que un procedimientos como este requiere», comentó.

Londoño apuntó que pese a las reuniones intervenidas y a los ciudadanos que han sido soprendidos jugando bingo o dominó en la vía pública y a los menores de edad que se han encontrado haciendo uso de los parques, el balance es positivo.

«Cada fin de semana hemos mejorado paulatinamente, hemos entendido un poco más el tema de no hacer fiestas y no ingerir licor», señaló.

En materia de movilidad, el secretario William Vallejo manifestó que en la noche de este sábado se observó «un flujo de vehículos no alto pero lo podemos considerar un poco alto para las condiciones de un toque de queda. Se inmovilizaron bastantes motocicletas, principalmente por no tener documentación al día».



Cortesía de elpais.com

Comentarios Facebook