Seleccionar página

Al hacer un análisis sociológico con lo acaecido en el paro nacional, Jorge Iván Ospina, alcalde de Cali indicó que hay un cúmulo de elementos simbólicos que todavía están en discusión y que merecen respuesta.

En ese sentido, sostuvo a la opinión pública nacional que hay un lenguaje cifrado en marco del estallido social que requiere más sociología e investigación, tal es el caso de la construcción en diversos parques de huertas locales, en aras de proponer un abastecimiento de agricultura urbana no contaminada, sin carga de órgano fosforados ni fertilizantes granulados., como se puede observar en la calle 5ª al lado del parque de Jovita, donde se evidencia incluso una mata de plátano y de zapallo, lo que sin duda abre una linda discusión sobre la siembra de otros productos y una reflexión sobre el cultivo de la caña.

Igualmente, se puede observar en algunos de los CAI vandalizados e incinerados, la colocación de estantes de libros, advirtiendo que esa edificación que aunque tiene una propuesta de seguridad, también puede albergar una pedagógica.

Otro punto que tocó el mandatario hace referencia a la tumbada de la estatua de Sebastián de Belalcázar, fundador de Cali por parte de algunas comunidades, como también la construcción por parte de otras de un monumento de la Resistencia en un lugar al que le llaman Puerto Resistencia en el oriente de la ciudad.

“Estas situaciones afianzan aún más, la existencia de unos lenguajes tramitados dentro de lo acaecido en el estallido social que no deben ser mirados a la ligera, sino que deben lograr una reflexión, espacio que sin duda pueden ayudar a formar, eventos como los juegos Panamericanos Junior”, consideró el médico Ospina.

Finalmente, reclamó: “es fundamental como pueblo respetar la diversidad, porque algunos han sacado agallas racistas y quien tiene esas miradas, se debe educar, puesto que si en algo ha avanzado el mundo es en el respeto a la diferencia y eso debe ser un propósito que cumplir”.

Comentarios Facebook