Seleccionar página

Diversas situaciones se han presentado en el corredor del Jarillón del río Cauca, que se está interviniendo desde la semana pasada, lo que evidencia que pueden existir intereses de comercializar con la necesidad de la gente.

Así lo manifestó Eli Shnaider, líder del plan Jarillón que tiene a su haber la recuperación del dique y que en este tramo la meta de liberación alcanza los 1300 metros lineales, protegiendo así la ribera del río Cauca y la ciudad de Cali.

“En la tercera jornada que se está desarrollando, encontramos muchas contradicciones porque en la primera salieron muchas familias expresando que vivían aquí y colocaron los niños al frente por lo que se suspendió el operativo para garantizar los derechos de los menores; en la segunda jornada hubo enfrentamientos incipientes y hoy de manera misteriosa, no tenemos a nadie viviendo acá; solo aparecieron cuatro familias”, advirtió el funcionario.

Precisó que se están aprovechando del Estado para afectar la infraestructura sagrada para la ciudad. Al día de hoy se ha logrado recuperar un tramo de 1.1 km quedando pendiente solo 200 metros lineales de la corona del dique.

Una vez consiga este objetivo puntual, los operativos se dirigirán a la parte baja que colinda con el río, en la zona boscosa.

Comentarios Facebook