Seleccionar página

Ante la Comisión de Fútbol Nacional, donde participan el ministro del Interior, Daniel Palacios, y el presidente de la División Mayor del Fútbol Colombiano, Dimayor, Ramón Jesurún, el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, argumentó la importancia de la reapertura económica, social, cultural y deportiva de la ciudad y las razones por las que este próximo sábado, 7 de agosto, comienza la apertura gradual del Estadio Olímpico Pascual Guerrero.

El mandatario de los caleños hizo un análisis de la situación que se ha vivido en los últimos meses en la ciudad debida a la pandemia por covid-19, los hechos registrados por el paro nacional y otros acontecimientos que han afectado la economía y la industria del fútbol en Cali.

¿Cuánto puede haber influido en el estallido social de estos meses el hecho de estar cerrado el Estadio y cuánto puede haber agravado la situación económica de nuestra ciudad tener un inmovilizador económico como la industria del fútbol en el encierro?

Con estas preguntas inició el alcalde Ospina su intervención ante la Comisión de Fútbol Nacional y en su respuesta indicó que lo sucedido durante estos meses tiene una causa multifactorial y cerrar el Estadio dejaría sin agenda las actividades deportivas, sociales y culturales que se pueden cumplir en ese escenario; además se refirió a las dificultades en la psiquis colectiva; “por eso vamos a abrir el Pascual Guerrero este próximo sábado, en el partido entre América y Once Caldas y lo vamos a hacer con mucha responsabilidad”, señaló.

Además, recalcó la importancia de que el Estadio pueda ser un espacio para la construcción de una cultura de bioseguridad, para hacer pedagogía y comprometer a los ciudadanos en nuevos comportamientos.

También hizo énfasis en que para recuperar el buen fútbol se necesita la colaboración y la sinergia de todos los actores, inclusive de todos los ciudadanos; por esta razón, para hacer la apertura gradual del Estadio se necesita tomar medidas.

“Lo que vamos a adelantar en el Pascual es que vamos a tener una ocupación del 25 por ciento del aforo; los mayores de 25 años deberán tener su carné de vacunación y a los menores se les hará prueba de antígenos; tendremos guardianes de vida haciendo pedagogía, y para este día adelantaremos todo un proceso de organización y logística para mantener el megacentro de vacunación en el Estadio, abierto hasta el mediodía y luego se puedan abrir las puertas para desarrollar el partido de las 3 de la tarde, con todas los estrictos protocolos de bioseguridad”, explicó el alcalde de Cali.

Durante su intervención ratificó su compromiso con la apertura de este espacio, así como la del sector cultural y aprobó la decisión del Ministerio y del Gobierno Nacional, así como la convocatoria de la Dimayor al respecto, y señaló que durante la reapertura hay que ser también radicales con aquel que violente los escenarios deportivos.

Comentarios Facebook