Seleccionar página

La intervención que hacen las autoridades en el barrio Ulpiano Lloreda que hizo aplazar la verbena popular del 1º de enero, ha contado con el visto bueno de los habitantes de este sector de la comuna 13, quienes consideran que el control de las autoridades es beneficioso para la salud y la seguridad de los vecinos.

Freddy Meneses quien vive en este barrio desde hace 21 años recordó con nostalgia aquellos días de jolgorio responsable y alegre, pero que con el paso del tiempo se fueron distorsionando a tal punto que se convirtió en una problemática social cargada de antivalores, inseguridad y falta de moralidad incluso

“Al principio me gustaban muchos esas verbenas, después eso cambió porque había mucho alboroto y riñas, por lo que los operativos que llevan a cabo las autoridades de la Alcaldía con la Policía y el Ejército me parecen muy buenas para que haya orden y para que la gente se concientice de lo importante que es la convivencia pacífica y más con esta situación de pandemia que puede llevar a desenlaces fatales”.

Para William Marmolejo quien reside en este barrio desde hace 26 años, “si bien las fiestas antes eran geniales y agradables, al ir pasando los primeros de enero, las cosas se pusieron muy pesadas para esta vecindad, por lo que esta intervención de la Administración Distrital con la policía y los militares es una gran labor para terminar con estos desmanes y estos problemas y evitar los contagios por Covid-19”.

A su turno, María Angélica Blandón dijo que aunque no pierde la esperanza que luego se retomen estas festividades, las mismas deben ser con mucho orden.

“Estos fuertes operativos en este año los vemos muy bien, porque en los últimos estaba llegando gente de otros barrios y municipios incluso, a formar problema con sus tragos encima, de ahí que las acciones de la policía y las autoridades de Cali son positivas para evitar caos, algo que creo que comparte la mayoría de la gente del barrio Ulpiano Lloreda, además porque este tiempo es crítico por lo del coronavirus”, expresó.

Se estableció desde la subsecretaría de la Política de Seguridad de Cali que la tradicional verbena del barrio Ulpiano Lloreda de los 1º de enero, que convoca a más de 10 mil asistentes, y que debido a la pandemia se decidió aplazar-, podría realizarse en marco de un festival en el segundo semestre de este año, dependiendo de la situación y desarrollo de la Covid-19.

Comentarios Facebook